Este resultado va dirigido a facilitar la labor de las OSC, las Redes de Jóvenes (RdJ), los Consejos Juveniles Indígenas Comunitarios (CJIC) y los Comisiones Ciudadanas de Transparencia (CCT) para que puedan prevenir y combatir la corrupción y promover los procesos y estrategias de vigilancia ciudadana para la defensa de los DDHH. Para ello se promoverán procesos de consulta y coordinación que partan de la base social hacia arriba, y en particular de las estructuras juveniles y de mujeres, poniendo el énfasis en la población indígena y campesina a la que representan. Se trabajará con OSC que ya tiene experiencia en la lucha contra la corrupción y en veeduría social a fin de afianzar el trabajo entre ellos y su relación con otras iniciativas claves como por ejemplo las promovidas desde la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH). Tanto CDH como CIPRODEH y OCDIH tienen una ya una relación consolidada con RdJ y las CCT lo que facilitará la coordinación y formación de jóvenes a través de estos grupos creando nuevas y mejores capacidades organizativas y de gestión del conocimiento, determinantes para realizar una veeduría ciudadana más efectiva y así lograr tener un aporte estratégico a los procesos de incidencia nacional. Los logros de este resultado serán: - 15 OSC con sus programas anticorrupción analizados y con un diagnóstico de recomendaciones; -90 personas (54 mujeres), representantes de 15 OSC mejoran su saber en materia anticorrupción; -400 jóvenes capacitados a nivel local y comunitario por la réplica de las capacitaciones;-módulos de capacitación preparados y publicados para uso más allá de la Acción;-20 participantes en un intercambio de experiencia entre OSC; -Fortalecidas 37 RdJ y 24 CJIC que agrupan a unos 5000 jóvenes en talleres de capacitación organizativa y técnica (participan unos 2000 jóvenes -1200 mujeres) para reforzar el trabajo de las redes y facilitar su sostenibilidad; se formará -9 CCT fortalecidas a nivel organizativo;- 24 CJIC creados que agrupan a unos 1200 jóvenes; - 24 asambleas constituyentes de CIdJ realizadas con la participación de 720 personas (288 mujeres); -168 directivos (96 mujeres) de los CIdJ elegidos y capacitados en gestión y dirección; 36 consejos indígenas comunitarios fortalecidos-1 diagnóstico sobre vacíos de conocimiento en materia de transparencia y anticorrupción producto de la consulta con 372 jóvenes (220 mujeres) representantes de 37 redes de jóvenes, 24 CJIC y 9 CCT; -600 jóvenes (360 mujeres) formados en temas anticorrupción;-500 manuales de formación técnica en temas de anticorrupción para jóvenes publicados;-61 jornadas de réplica de información técnica con unos 1500 jóvenes; -9 CCT fortalecidas a nivel técnico en temas de Veeduría social; 20 participantes en 3 intercambio (1 internacional y 2 nacionales); -61 veedurías sociales a nivel local (740 participantes de los que unas 450 serán mujeres) realizadas seguidas de 61 audiencias municipales; -4 veedurías sociales a nivel nacional; -2000 copias de 2 boletines con los resultados de la veeduría nacional distribuidos; -1Análisis/mapeo del cumplimento con las recomendaciones y compromisos asumidos por el Estado de Honduras- consulta con unos 50 representantes públicos y OSC; - 1 Publicación de resultados de Mapeo (300 copias más distribución digital); 1veeduria social a nivel nacional y resultados presentados públicamente.

Actividades

A1.1.1.- Diagnóstico de necesidades de OSC en sus programas de lucha contra la corrupción. A través de un concurso abierto, se contratará a un consultor que llevará a cabo una investigación-diagnóstica de las necesidades técnicas de las OSC en materia de lucha anticorrupción. Para lo cual dirigirá 6 talleres de consulta (con 30 representantes de 15 OSC en cada uno). Los talleres se completarán con entrevistas en profundidad con representantes de OSC y personalidades representativas (ej: Coalición contra la Impunidad). Este diagnóstico se socializará en una reunión en Tegucigalpa con 12 representantes del consorcio. La información obtenida facilitará la selección de las OSC que participarán en el programa de capacitación, realizada en función de la calidad de sus programas en temas de transparencia y anticorrupción, y los vacíos en su capacidad técnica. Los resultados de este diagnóstico serán insumos para el diseño de un “programa de mejora técnica”, cuyo contenido será definido por el consultor. Entre los temas tratados se trabajará la agenda nacional e internacional de la lucha contra la corrupción; el papel de la sociedad en la lucha anticorrupción (jóvenes y mujeres); mecanismos de veeduría social nacional e internacional; compromisos y recomendaciones para el Estado de Honduras en materia de DDHH de instituciones como la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, el Examen Periódico Universal (EPU), el Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH), Comité de Derechos Civiles y Políticos (CCPR), o la MACCIH.

A.1.1.2.- Programa de mejora técnica para OSC en prevención y combate a la corrupción”; el programa consistirá en 3 talleres de 2 días (15 OSC, 2 personas por organización, 60% mujeres), realizados en Tegucigalpa y organizados por CIPRODEH que contribuirá al diseño de los contenidos y a la metodología, y liderará su ejecución y que con anterioridad habrá liderado unas jornadas de análisis de veedurías a nivel nacional e internacional. En las capacitaciones se buscará la participación de expertos en la materia vinculados al Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública (ITAIP), o a Transparencia internacional entre otras. Esta formación se complementará con un intercambio en Guatemala de dos días para 20 de los participantes en el programa, a fin de compartir experiencias de otras OSC en su trabajo con la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), y aportando desde la Acción la experiencia de colaboración de las OSC hondureñas con el MACCIH. Una vez finalizado el proceso se realizará una conferencia de prensa para dar a conocer las conclusiones del intercambio de experiencias en Guatemala. Para multiplicar el efecto de esta actividad, las OSC fortalecidas realizarán 20 talleres de réplica con sus organizaciones de base comunitaria. Se imprimirán 300 copias de los contenidos de los módulos para ser distribuidos entre los asistentes de las capacitaciones y en las actividades de réplica.

A1.1.3.- Fortalecimiento organizativo para Redes de Jóvenes (RdJ), Consejos Juveniles Indígenas Comunitarios, (CJIC) y Comisiones Ciudadanas de Transparencia (CCT), a fin de facilitar el logro de sus objetivos, la inclusión de un mayor número de jóvenes, coordinación y creación de alianzas y la sostenibilidad institucional. Se realizarán las siguientes acciones: En la región Sur, se trabajará con 16 redes de jóvenes. Con cada red se realizarán 2 talleres (30 participantes por dos días) en temas de fortalecimiento organizativo. En el Occidente, se trabajará con 10 redes de jóvenes. Con cada red 2 talleres (30 participantes dos días) en fortalecimiento organizativo. En Tegucigalpa: se trabajará con 11 redes de jóvenes. Se realizarán 2 talleres de fortalecimiento organizativo (20 participantes y dos días) por cada red. En la región centro-occidente se trabajará con la población lenca de 5 municipios de La Paz, creando y organizando 24 CJIC que agruparán a unos 1200 jóvenes y fortaleciendo 36 consejos indígenas comunitarios ya existentes. La creación de estos consejos constituye uno de los aspectos más innovadores del proyecto al: a) trabajar con un sector joven de la población que hasta ahora no contaba con organizaciones que los agrupara y; b) partir del respeto a la cosmología y estructuras propias de la población indígena. A partir de la consulta extensa y detallada realizada por CDH con la dirigencia de los consejos comunitarios, integrados en el MILPAH, durante la elaboración de la nota concepto se confirmó el apoyo de dichos consejos a la creación de los CJIC. Para ello se organizará una jornada preparatoria de la asamblea inicial por cada CJIC, después se realizará una asamblea inicial por cada consejo (se elegirá el equipo directivo (mínimo 7 personas -4 mujeres-) y se diseñará un guion metodológico para los procesos de formación en temas organizativos). Tras esto se realizarán 2 talleres de fortalecimiento organizativo por cada CJIC a los que posteriormente y a lo largo de la acción se irá apoyando con talleres de seguimiento. También se fortalecerá a los 36 consejos indígenas comunitarios a los que se vinculan los CJIC.

A1.1.4.- Diagnóstico de capacidades técnicas de las RdJ, CJIC, y CCT en temática de transparencia, anticorrupción y veeduría social, para ello CDH contratará a un consultor que realizará 6 jornadas de consulta (1 por departamento) y 30 participantes en cada una representando a la dirección de 37 RdJ, 24 CJIC y los 9 CCT, así como entrevistas con personalidades clave. En base a las conclusiones del diagnóstico, y con el apoyo de los tres co-solicitantes, el mismo consultor se encargará del diseño de un programa de formación (incluyendo los materiales) con enfoque de educación popular para hacerlo accesible a jóvenes con poca formación escolar, usando imágenes y mensajes sencillos. El diseño de este programa se hará de forma participativa en 4 talleres con participación representativa. Este programa incluirá aspectos de la lucha anticorrupción y veeduría social adaptada a población juvenil mestiza e indígena teniendo en cuenta su cultura y cosmovisión. Incluirá también un análisis a partir de los distintos marcos legales y de su aplicación en los diferentes contextos de estas poblaciones, en concreto: el marco legal del convenio 169 con la OIT sobre los derechos de los pueblos originarios y el respeto al Pacto Internacional de Derecho Civiles y Políticos y del Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales (DESC) que establece la libre determinación de los pueblos originarios. En función al contenido de los diferentes módulos del programa se diseñarán y editarán los materiales de formación, tanto el manual del facilitador como el que usarán los jóvenes. Los manuales para los jóvenes tendrán un tiraje de 1400 ejemplares.

A1.1.5.- Programa de Fortalecimiento técnico para RdJ, CJIC y CCT. Se harán 5 talleres (módulos) de dos días por región (total 20 talleres) y 30 participantes cada uno. Tras ellos, los representantes de las 37 RdJ y los 24 CJIC desarrollarían otras 61 jornadas de réplica de la formación para sus bases. Se realizará además un proceso de formación a 9 CCT en 5 talleres con 20 participantes. Como parte del proceso de formación, se trabajará en un plan de acción, para decidir qué casos de corrupción e impunidad son los que les afecta más directamente y les parecen más relevantes para dar seguimiento y realizar una veeduría, por ejemplo, casos relativos a la conflictividad por la defensa del territorio. Como parte de este programa de fortalecimiento tendrán lugar 2 intercambios (4 días y 10 participantes en cada uno): i) intercambio internacional para compartir la experiencia de los jóvenes en el trabajo con la CICIG en Guatemala y con la MACCIH en Honduras; y 2: intercambio a nivel nacional sobre experiencias en veeduría social e incidencia, en casos de defensa de territorios.

A1.1.6.- Veedurías Sociales a nivel municipal, a fin de afianzar capacidades y generar evidencia para posteriores acciones de incidencia. Se realizarán 61 procesos de auditoria, actividad que se planificará en talleres con 20 participantes por cada uno de los 61 RdJ y CIDJ. La selección de los casos de veeduría a seguir se hará a partir del plan de incidencia para dar seguimiento el alcance de los compromisos adquiridos por el Estado hondureño en materia de anticorrupción y transparencia (A.1.1.3). Con posterioridad a esas veedurías tendrán lugar otros tantos (61) ejercicios de audiencias públicas en las cabeceras municipales para dar seguimiento a las piezas de investigación de mayor relevancia. En estas audiencias participan una media de 50 personas que se reunirán en las alcaldías. El final de estas actividades se cerrará con una jornada de trabajo de análisis de la información y elaboración de informes.

A.1.1.7.- Veedurías sociales a escala nacional, se llevará a cabo 4 acciones de veeduría social de las iniciativas del Observatorio Nacional de Derechos de la Juventud, para fines de construcción de evidencias sobre el incumplimiento de políticas de juventud relacionadas al impacto de la falta de inversión social por los desvíos de fondos por casos de corrupción. Se utilizarán las reuniones de la dirigencia del Espacio Nacional de Participación Juvenil (ENPJ), para planificar las acciones, dar seguimiento a “casos emblemáticos”, y difundir la información generada. En concreto se llevarán a cabo 2 investigaciones específicas para actualizar los indicadores del alcance de la actividad del Observatorio. Todo será la base de información para los procesos incidencia posteriores (A1.1.10). A fin de difundir los resultados de estas investigaciones se diseñarán y publicarán 2 boletines (de 2pgs) (1 por cada investigación) con una tirada de unas 1000 copias cada uno que se distribuirán a través de las redes de jóvenes y por diferentes instituciones vinculadas al observatorio.

A1.1.8.- Mapeo y análisis del cumplimiento de los compromisos asumidos por el Estado de Honduras en el ámbito nacional e internacional. Este mapeo dará un panorama general del cumplimiento de dichos compromisos, y se acompañará de una serie de recomendaciones a seguir por los distintas organismos e instituciones responsables. CIPRODEH, con el apoyo de CA, definirá los términos de referencia (TdR) para contratar durante 2 meses a un consultor especialista encargado de realizar este mapeo para lo cual diseñará, con el apoyo de CIPRODEH, una metodología específica que incluya al menos: a) 4 jornadas de consulta en Tegucigalpa con al menos 10 representantes de actores estatales como el Comisionado Nacional de DDHH y el Ministerio Publico y organismos internacionales como la MACCIH-; al menos 10 representantes de OSC como el FOSDE, la coalición contra la impunidad, y la Asociación de Jueces por la Democracia (AJD); y al menos 25 representantes de movimientos sociales tales como el Movimiento Indígena Lenca de la Paz, el Movimiento de Indignados, las redes de mujeres etc. que aportarán la perspectiva de los territorios; b) entrevistas individuales con actores identificados conjuntamente por CDH y OCDIH. Este último grupo es más numeroso ya que por razones de seguridad los representantes de movimientos sociales no se desplazan de forma individual. Los resultados del mapeo se compartirán con otras organizaciones e instituciones nacionales e internacionales interesadas, para ello se harán: a)Una publicación de 300 ejemplares para enviar a instituciones especificas; b)Una distribución digital más generalizada a otras organizaciones y colectivos: OSC, medios de comunicación, institutos de investigación etc.; c)4 foros regionales multi-actor (1 por territorio) de medio día  y 60 participantes por foro a fin de devolver a las bases de la población los resultados del trabajo, d) 4 sesiones (1 territorio) de socialización del mapeo, con otras OSC interesadas y con instituciones nacionales e internacionales. Estos foros tienen un carácter más de discusión con OSC, RdJ, CJIC y CCT a nivel local, y complementan los procesos de capacitación en los que han participado (A1.1.2 a 5). En estos se definirán posicionamientos políticos con respecto a cada uno de los campos de información mapeados que serán insumos para la construcción de estrategias y planes de incidencia nacional e internacional (A1.1.10).

A1.1.9.- Veeduría Social sobre el cumplimiento de los acuerdos del Estado a partir de las recomendaciones surgidas del mapeo (A1.1.8) que, una vez priorizadas, sirven también como guía para las actividades que las organizaciones solicitantes implementarán con las organizaciones de base y destinatarios de la acción. En un primer momento se diseñará una estrategia y plan de veeduría (incluyendo indicadores e instrumentos y técnicas a utilizar). Se contratará a un facilitador que dirigirá 4 talleres (2 días) con representantes de los movimientos sociales en los que se analizarán diferentes aspectos de la corrupción (por ej. concesión de licencias ambientales, procesos de consulta libre previa e informada con pueblos originarios etc.), y se definirán indicadores para darles seguimiento tanto a nivel local como nacional. Paralelamente tendrán lugar 3 reuniones de diálogo y consulta con 10 representantes de organismos interesados, entre ellos la MACCIH, y acordar un plan de seguimiento de casos específicos, lo que servirá para vincular a los movimientos de base con los observatorios de Transparencia de la MACCIH. La ejecución del plan de veeduría social con la participación de los liderazgos de los movimientos de base comunitaria en los 4 territorios de cobertura de la Acción. Previamente se realizarán 4 jornadas de inducción (1 por territorio) con 30 participantes en cada una para analizar los procesos de levantamiento de la información, en ocasiones con el acompañamiento de las CCT. Una vez completos estos procesos de veeduría social, CDH contratará a un facilitador para elaborar el informe de resultados a partir de 8 talleres (2 por territorio) con la participación de 25 representantes de movimientos de base comunitaria en cada uno. Tras estas se realizarán 3 jornadas de validación del informe (1 por territorio y 1 de carácter nacional). Se hará 1 conferencia de prensa a nivel nacional para dar a conocer los resultados alcanzados con las veedurías, que serán parte de la evidencia en la que descansará el Plan de Incidencia nacional e internacional (A1.1.10);

A.1.1.10.- Acciones de incidencia internacional, que incluirá: a) actividades de comunicación tales como posicionamientos en la prensa o envíos de informes digitales a organizaciones internacionales; b) Un plan de 5 viajes para visitar instancias internacionales que tengan un perfil muy alto en la lucha contra la corrupción por ejemplo audiencias de la Comisión interamericana, el Comité de DDHH de la ONU etc.  El objetivo de estas visitas es posicionar el tema de corrupción e impunidad vinculándolo a los abusos a los DDHH en Honduras. Para participar en estos viajes se seleccionará un “Comité de Incidencia Internacional” formado por 4 personas entre los miembros del consorcio y representantes de los beneficiarios que contarán con un plan de incidencia con metas acordado con antelación a cada viaje, y que tendrán el compromiso de compartir los resultados obtenidos.

A.1.1.11.- Investigación y publicación sobre el impacto de la corrupción en la política social de Honduras. Esta investigación se planteará con un enfoque en las políticas dirigidas a la juventud de forma que los resultados puedan emplearse como base para talleres, debates, foros etc. además de informar el contenido de materiales de formación para los diplomados (A1.2.1 y 2). Se contratará un consultor que entre otras deberá llevar a cabo un barrido de la información oficial, así como consultas territoriales con autoridades locales etc. Esta investigación se traducirá al inglés para lograr una mayor circulación con otras organizaciones y organismos que trabajan en temas de corrupción a nivel internacional. Se publicarán 250 copias en papel y se hará una distribución masiva de la versión digital.

A.1.1.12,- Seguimiento a la acción de los portales de transparencia de las instituciones del Estado.  Estas instituciones están concebidas como instrumentos que permitan la rendición de cuentas haciendo transparente para la sociedad la actividad de las instituciones. Durante los cuatro años de la acción se monitoreará los contenidos de estos portales haciendo una selección de los más representativos para la temática de la acción. Se hará una publicación anual con los resultados, conclusiones y recomendaciones al respecto (500 copias en total para los 4 años) y la versión digital se circulará y publicará en la pg. web de la acción.