Piden a la MACCIH que investigue a funcionarios de la administración Zelaya por fondos Taiwán

(Tomado de Criterio.hn) Tegucigalpa.-Rafael Barahona, exadministrador de la Secretaría de Relaciones Exteriores durante el gobierno del derrocado expresidente, Manuel Zelaya Rosales, pidió a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) y a la Unidad Fiscal Contra la Impunidad de la Corrupción (Ufecic) que investiguen a varios de sus excompañeros de gabinete por el manejo de los fondos donados por el gobierno de Taiwán durante el año 2007.
Barahona, quien desde hace ocho años viene enfrentando un proceso penal y civil por el supuesto mal manejo de $ 370,0000 de una donación proveniente del gobierno de Taiwán, envió una carta a la Misión de la Organización de Estados Americanos el pasado 11 de septiembre donde hace la petición.
El exfuncionario y ex regidor de la alcaldía del Distrito Central (2014-2018) supone que desde el Ministerio Público (MP) y el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) se está protegiendo a los ex cancilleres, Edmundo Orellana Mercado y Milton Jiménez Puerto; al ex secretario de Defensa, Arístides Mejía y al ex secretario de la Presidencia, Enrique Flores Lanza, prófugo de la justicia.
Barahona dijo que hizo la denuncia ante la MACCIH y la Ufecic porque ya se cansó que la justicia se empeñe en su contra cuando, supuestamente, ya demostró con documentos que no es responsable de lo que se le acusa.
Denunció que al interior de la Fiscalía Especial Contra el Crimen(FESCCO) hay varios fiscales “corruptos que han recibido dinero, que han sido sobornados, y que por eso ningún caso les ha prosperado jamás en los juzgados de la República y lo mismo sucede también con los auditores del Tribunal Superior de Cuentas”.
Alegó que sobre el caso hay “un cerco investigativo” por parte de fiscales del MP y auditores del TSC corruptos, por lo que ahora ventilará a través de los me dios de comunicación todo lo que se esconde sobre el manejo de los recursos económicos donados por Taiwán.
Barahona denunció además que hace ocho años en el TSC le pidieron un soborno de 30.000 lempiras para liberarlo del caso, a lo que no accedió, porque, según él, tiene todas las pruebas que garantizan su inocencia.
El encausado pidió a Milton Jiménez Puerto, Arístides Mejía y a Enrique Flores Lanza que se presenten ante las instancias correspondientes para que liquiden los fondos que ellos manejaron y de esa manera se diluciden las dudas. En tanto a Edmundo Orellana Mercado lo calificó de ladrón y precisó que el ahora diputado al Parlamento Centroamericano en representación del Partido Liberal, cobraba viáticos hasta por 18.000 dólares por cada viaje que hacia al exterior y que nunca liquidó los mismos.
Hasta el momento, dijo que el único que ha rendido cuentas sobre los fondos es el ex director de la Unidad de Apoyo Técnico, Marcio Sierra, que se presentó ante el TSC a presentar las pruebas sobre el manejo de $ 60.000.
En cuanto al expresidente, Manuel Zelaya Rosales, dijo que en el año 2013, durante una reunión en la que él estaba presente, les pidió a Milton Jiménez Puerto, Arístides Mejía y a Enrique Flores Lanza que se presentaran ante el MP para dejar claro el asunto.
Un informe del TSC de una auditoría practicada en la Secretaría de Relaciones Exteriores del 01 de enero de 2001 al 30 de junio del 2009, establece que en el 17 de septiembre de 2007, cumpliendo con las condiciones de la carta acuerdo de la donación de los fondos de Taiwán, se dio apertura a la cuenta bancaria Nº 05-207-210049, en Banco Ficohsa, por la cantidad $370,000.00.
Posteriormente, el día 19 de noviembre de 2007, mediante hoja de retiro, firmada por el Secretario de Estado en el Despacho de Relaciones Exteriores, Milton Jiménez Puerto, se efectúo un retiro de esta cuenta, por  $ 300,000 y que dicho retiro fue recibido en efectivo, por el Gerente Administrativo de la Secretaria de Relaciones Exteriores, Rafael Edgardo Barahona Osorio; de lo cual no se encontró evidencia de este gasto, por lo cual se desconoce el destino en el cual se utilizaron estos recursos.
El informe detalla además que el 22 de enero del 2008, Rafael Edgardo Barahona, canceló la cuenta Nº 05-207-210049, mediante el retiro de $70,726.50, que incluyó $726.50 de intereses, cantidad que fue posteriormente depositada en la cuenta de la Secretaria de Relaciones Exteriores que se maneja en el Banco Central de Honduras Nº 11101-20-000156-1, con el cheque No. 167684, por la cantidad de $ 77,675.52, valor que incluyó la cantidad de $ 6,949.02, que corresponde a un remanente de la cuenta No. 05-207-210058, que manejaba la Secretaría de Relaciones Exteriores en Banco Ficohsa.
Consultado por CRITERIO el ex canciller, Edmundo Orellana Mercado, dijo estar tranquilo sobre el caso porque existe unaauditoría del TSC, que abarcó su periodo y ni tan siquiera fue reparado por el TSC, lo que significa que no se encontró ninguna responsabilidad en su contra.
Asimismo, que asumió la Secretaría de Relaciones Exteriores en febrero de 2008, un año después de que se sustrajeron los fondos.
Por su parte, el también excanciller, Milton Jiménez Puerto, dijo tener una cantidad impresionante de reparos del Tribunal Superior de Cuentas, los que solo uno no ha sido desvirtuado, pese a haber presentado pruebas científicas.
Apuntó que sobre el caso hay una trama con el propósito de involucrar, señalar y atribuir responsabilidad “a personas que definitivamente no la tienen o no la tenemos”.
Según Jiménez Puerto el caso podría estar sujeto a una persecución política porque Rafael Barahona denunció cuando fungió como regidor capitalino los supuestos actos de corrupción alrededor del proyecto Trans 450, donde se involucra al actual designado presidencial, Ricardo Álvarez.
En su caso, dijo que en virtud del golpe de Estado no tiene documentos originales para probar el destino de los fondos y que en el caso, en general, no ha existido objetividad.
Jiménez Puerto manifestó que entiende el malestar de Rafael Barahona porque no se le ha tratado de manera equitativa e incluso recordó que él mismo ha sido parte del equipo de la defensa legal de Barahona.
Jiménez Puerto apuntó que gracias a su trabajo de defensa desvaneció una de las causas por las que fue acusado Barahona, demostrando su inocencia ante los tribunales.
“Puedo decirlo con toda claridad que durante el tiempo que Rafael fungió como administrador de la Secretaría de Relaciones Exteriores, su papel fue absolutamente transparente, no tengo nada, absolutamente nada que me demuestre que haya actuado al margen de la ley”, expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter